Yago uribe un emprendedor compulsivo

Yago Uribe un emprendedor compulsivo – Entrevista

Emprender, de una manera bastante inconsciente, sin un plan estratégico podríamos decir que fueron mis inicios, sin tener ni idea de que era esto. La verdad no había hecho antes ;P

No me había apuntado a ningún ningún curso, no utilicé ninguna metodología, lo único que tuve claro es que mi negocio tenía que ser digital.

Así empieza esta apasionante entrevista con Yago Uribe, un emprendedor compulsivo y un gran experto en esto del emprendimiento, aunque sólo sea por el camino recorrido y por haber compartido ya con cientos de emprendedores sus experiencias, intentando así ayudar a aquellos que emprendemos a “no tirar la toalla”. Nos ha dejado mucha información útil, varias “perlas” a modo de frases inspiradoras y tienes el vídeo de la entrevista al final de este post.

Una vez más gracias Yago, por compartir tu experiencia y por dejarte ver por este humilde blog. Esto es lo que te vas a encontrar en la entrevista:

Índice:

  1. Rodearte de gente que te apoye, estratégica y emocionalmente.
  2. Las redes sociales me lo han dado todo.
  3. La cualidad que más te ha servido en tu emprendimiento es.
  4. Emprender es un proceso.
  5. Aprende a monetizar tu emprendimiento

Por una sencilla razón; la inversión iba a ser menor que un negocio físico. Quería los mínimos gastos fijos para que si no funcionaba, que no fuera una mochila demasiado pesada y básicamente empecé montando un ecomerce. Una tienda online de material deportivo.

La experiencia fue buena la verdad, al principio no tenía ni idea de cómo funcionaba un negocio y montamos la tienda a base de tutoriales y de google. Fue por el 2009.

Unos meses después ya está abriendo la segunda sociedad con otros amigos porque queríamos experimentar. Queríamos hacer muchas cosas, yo creo que también nos dio la sensación de que como la primera funcionó esto iba a ser muy fácil y no.

Montamos 7 u 8 negocios más.

Pero detrás de los siguientes sí había un plan estratégico. Cuando empezamos a emprender vimos un vídeo de un tío que decía que “había que emprender con metralleta”.

En los negocios y sobre todo en los digitales hay que probar muchas cosas para dar con la que funciona.

En estos 10 años he montado con diferentes socios unos 17 negocios de los cuales la mayoría han sido un fracaso absoluto.

Hay que HACER, hacer muchas, pero no sólo en tu vida profesional, hay que viajar, conocer a muchísima gente y darnos cuenta de todo lo que no funciona y de unas poquitas cosas que si pueden funcionar.

Entiendo que como persona para hacer todo eso tienes que ser un poco inquieto, que te apetezca descubrir y aprender cosas y probablemente un poco inconsciente.

Rodearte de gente que te apoye, estratégica y emocionalmente.

En general tendemos a estar con las personas con las que compartimos un pasado pero que no necesariamente vamos a compartir un futuro, personas que no quieren las mismas cosas. Es un poco complicado porque con esas personas parece que hablas idiomas distintos.

Un amigo que te dice que no le gusta nada lo que está haciendo, que no gana lo que debería y que esto es una mierda y cuando le preguntas qué hará para cambiarlo te dice, que nada, porque es algo que no se puede cambiar… Bueno ahí está.

Con esas personas puedes compartir batallitas, o te puedes juntar de vez en cuando cada X meses y decir oye te acuerdas aquella fiesta, te ríes mucho pero poco más.

Tienes que buscar el ecosistema adecuado para que no mueras en el intento porque tu entorno en general va a ser hostil y creo que no deja de serlo nunca.

A día de hoy vivo de lo que me gusta, vivo bien, pero aún así todavía escucho alguna vez si no voy a buscarme un buen trabajo.

Las redes sociales me lo han dado todo

Las redes sociales prácticamente me lo han dado todo y suena un poco exagerado, pero es verdad. Todo tiene una evolución lógica. En esta locura de montar proyectos creamos los perfiles de redes sociales, la página web, hacemos marketing, intentamos posicionar cada una de esas marcas que queremos lanzar al mercado y lógicamente cuando ese proyecto no va adelante pues todo ese esfuerzo se va la basura.

Fue cuando me di cuenta de la importancia de la marca personal. Eso sí es algo que me va a acompañar a lo largo de todos los proyectos que montaré en los próximos años. Y trabajo mi marca personal de manera un poco más profesional. El contenido que puedes compartir en redes, es contenido de valor que puede ayudar a tu comunidad.

Luego obviamente combinando el online con ofline. Cuándo vas a un evento y eres muy activo en redes eso te permite conocer a las personas que estan dentro de evento y terminado el evento, posiblemente puedas tomar un café y conocerlos personalmente.

Ahora es menos controlable, pero hasta hace poco en mis contactos de Linkedin aunque hubiera 700 personas prácticamente con el 80, 90 % de ellos me había sentado a tomar un café.

Recuerdo con Twitter el los inicios de mi trabajo de Marca Personal, que por tener una comunidad grande me empezaron a llamar de sitios, entonces me abrió muchas puertas y me permitió conocer a muchas personas. Parte del equipo que tengo trabajando conmigo ahora nos hemos conocido a través de las redes, así que le debo muchísimo las redes sociales.

A través de las redes sociales tienes una ventana al mundo muy amplia en la que la gente te transmite una serie de emociones o unos intereses.

Las redes se trabajan generando una relación que aporta valor, no se trata de coleccionar contactos, eso no sirve de nada.

Presumir de tengo no sé cuántos contactos en Linkedin y no haber tomado café con ninguno de ellos no sirve. Bueno te puede servir para hacer un spam a 14000 a 30000, etc. pero pero no sé si va a ser muy efectivo. Siempre podríamos comprar una base de datos, pero eso no sirve de mucho si no conectas o sino hay una relación más profunda con ellos.

Pero también te digo por mi experiencia, que en el volumen aparece la calidad, porque es muy difícil encontrar a esas 100 personas maravillosas que sean tu cliente ideal y que van a colaborar contigo entre poca audiencia.

Hay que buscar el equilibrio, lógicamente uno de tus objetivos tiene que ser el crecimiento porque es cuestión de estadística.

La cualidad que más te ha servido en tu emprendimiento es

La perseverancia. En general en el emprendimiento y en general en mi vida, todo lo que he conseguido ha sido por pesado o perseverante como lo quieras llamar.

Cuando quieres cosas en tu interior que te arden, cuando sientes ese fuego
como para que nunca tires la toalla te vuelves perseverante.Creo que eso es necesario para cualquier persona que emprenda, porque emprender es duro de c****, no hay no hay atajos, si no estás dispuesto a pasarlo mal, a dormir poco y a llorar un montón pues no lo hagas, porque no quiero decir que emprender sea sufrir… Pero vas a tener momentos muy complicados.

Cuando trabajas para otro, tienes esa red de seguridad, al final no eres tú el responsable. Pero cuando emprendes lo eres en todas las decisiones.

Y es lógico que te vayas a equivocar en un montón de cosas, la clave de todo siempre ha sido no tirar la toalla porque te puedo asegurar que he tenido un millón de ocasiones en las que podía haber abandonado y en las que habría tenido muchísimo sentido.

Emprender es un proceso

Cuando alguien dice yo quiero emprender pero es que me faltan un montón de cosas, yo le diría:

Tengo la teoría de que todos nacemos emprendedores no conozco ningún niño que no sea emprendedor, que no sea luchador, perseverante o pesado, que no tenga sueños grandes o que no crea que todo es posible. De niños todos somos emprendedores, el problema es que durante muchos años nos han ido diciendo, no eso no se puede, tú no eres capaz, es muy difícil, eso es solo para los ricos.

Entonces nos acabamos creyendo que eso es así.

Si quieres emprender date tiempo porque es un proceso, no sé en qué estado vienes, hay gente que viene un estado fantástico, con la autoestima por las nubes, que viene estable y qué es capaz de hacerlo muy rápido y hay otras personas que tienen que pasar por un proceso.

Asume que este proceso pueden ser 10 años y 10 años parece algo terriblemente lejano, pero si yo echo la mirada atrás, ¡10 años han pasado volando!. En estos últimos 10 años hecho un millón de cosas. Y tenía dos opciones, pasar por el proceso de crecimiento es decir convertirme en la persona que a día de hoy es capaz de conseguir ciertas cosas o podía haber seguido la línea de trabajar para otro y a día de hoy posiblemente estuviera quemado.

Date el tiempo necesario para convertirte en la persona que puede alcanzar éxito en lo que quieres.

Al final es muy habitual con las personas que empiezan que tengan miedo a utilizar las redes sociales para crecer de verdad y mostrarse. A veces te encuentras con historias muy potentes que merecen la pena ser contadas, y que ayudarían mucho a otras personas. Pero los emprendedores recientes piensan que a nadie le va a interesar.

Aprende a monetizar tu emprendimiento

Aunque haya una sola persona fuera que esté dispuesta a pagar todo lo que tiene por adquirir el conocimiento que tú tienes, porque le guíes en este proceso que tú ya has pasado, merece la pena el esfuerzo.

Todo el mundo tiene talentos, desarróllalos, explótalos y sobre todo si quieres ser emprendedor aprender a monetizarlos.

Ese es uno de los mayores aprendizajes que yo me he llevado en este tiempo, porque nosotros siempre estábamos buscando proyectos súper escalables, muy grandes, que llegusen a varios países, hablábamos de varios millones y obviamente eso es muy difícil.

Por el camino a veces necesitas pagar comida, pagar casa y un montón de cosas. Para mí uno de los mayores aprendizajes es que si aprendes algo de como monetizar tu talento, si consigues que alguien te pague por unas cuantas horas de tu tiempo, ya sea en formación, haciendo consultorías online, lo que sea, eso te dará una base, un colchón para que a partir de ahí puedas seguir emprendiendo en otras cosas.

Hay gente que emprende con la mochila muy cargada (habiendo invertido de más y sin un colchón) y luego no puede levantarse.

Adquirir una actitud emprendedora es vivir en este mundo buscando soluciones y no quejándose de los problemas.

Aprende a sacar valor de tus horas, aunque ese no es mi objetivo a largo plazo, ni a medio plazo dependerá de si eres capaz de vivir de 2 días que trabajas para tener otros 5 días libres para montar otras cosas.

Por eso digo: sí, a cagarla, pero:

Cágala mucho, cágala rápido y cágala barato.

Y en resumen:

Conecta con tus contactos

Muévete

Apóyate en una red que vibre en sintonía contigo.

Persevera.

Yago Uribe

Deja un comentario:

Your email address will not be published.

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.